Seleccionar página
Bascou

Bascou

Hace algunas semanas , hicimos nuestro viaje de verano al centro de Francia , a Bourges , donde vive mi suegra , a más o menos 6 horas en auto desde los Alpes . He visitado la ciudad de Bourges innumerables veces y pensé que ya había fotografiado todo lo que tenía que fotografiar y visto todo lo que tenía que ver ( ya vez mi motivación ) , y esta vez sinceramente no tenía muchos deseos de hacer este viaje.

En fin , la historia es que entre todas la cosas nuevas y viejas que atiborran las estanterías de la casa de la abuelita , encontré por azar ( suerte ) un libro ( ese que está abajito en la foto ) . Ya la portada me cautivó , un señor vestido de mujer y un gatito a su lado ( me dije , aquí hay algo que no me cuadra pero que se ve interesante ).

Después de cenar , con mis lentes en mano , pijama puesto y libro , me fui a la cama dispuesta a leer algunas páginas antes de dormir . No paré de leer y mirar sus ilustraciones  hasta que llegué a su última página . Perdí la noción del tiempo mientras mi marido roncaba a mi lado 😉 .

Los dibujos de Marcel me hicieron descubrir un nuevo Bourges , una nueva ciudad , fue como visitar e imaginar otro tiempo ( ojo que mi imaginación da para mucho – risas ) .

Marcel nació el 10 de febrero de 1913 en Vallenay (Cher) y desde muy pequeño se dedicó a dibujar y escribir poemas . Lamentablemente su entorno familiar no era el más feliz y su vida dió un giro drástico e inesperado cuando su madre ya cansada de tanta violencia conyugal asesinó a su esposo ( padre de Marcel y sus dos hermanos ) . Ella fue juzgada y enviada a un sanatorio mental a las afueras de la ciudad donde terminó sus días .

Desde esa época Marcel eligió vivir en la marginalidad , en las calles , sin domicilio fijo , como escapando de los malos recuerdos y solamente acompañado de un triciclo muy especial , hojas , lápices y sus queridos gatos. Vivió al amparo de algunos amigos de la ciudad de Bourges , en alguna pieza , en algún ricón , en algún pedacito de la ciudad .

Y así , transcurrieron sus años , siguió dibujando , las calles , las esquinas , los barrios por los que deambulaba , las fachadas de una cuidad antigua , la catedral y sus diferentes ángulos , la estación de tren .

Se fue fundiendo en la ciudad , ya era parte de alguna esquina ; algunos se habían acostumbrado a su presencia , a otros le molestaba su forma de ser .

Infelizmente , muchas veces fue llevado a la comisaría , ya que al parecer de algunos ofendía la moral de la ciudad y sus buenas costumbres .

En una de esas tantas visitas policiales  , terminó en la cárcel , donde lamentablemente conoció a quién lo asesinaría años más tarde  ” tan sólo por tres monedas” .

 

Si porque en algún momento le pareció mucho más estético vestirse con trajes de mujer , encargaba telas , diseñaba sus vestidos y alguna modista los fabricaba para él . Luego , tomaba su cámara de fotos y se retrataba con sus creaciones.

Casi todo lo poco que tenía como pertenencias lo costeaba con sus hermosos dibujos . Algunos los vendía otros los canjeaba por víveres o material para seguir dibujando. Pero siempre dejaba algunas monedas para alimentar a sus amigos gatos.

Algunos relatos cuentan , que su amor por los gatos era tan grande que antes de volver a su alojamiento , compraba una botella de leche y en su camino alimentaba a todos los que encontraba por ahí.

Me dormí pensando en su vida , imaginando cómo sería en la época ” su vida ” ; me dormí inmersa en sus dibujos , en cómo cada detalle estaba exquisitamente plasmado en una simple hoja de papel , sus dibujos son de un detalle increíble , no falta ni un sólo adoquín de la calle , ni una sola ventana .

Me dormí pensando en cómo alguien con una historia tan dura , logra mantener esa dulzura , logra vivir aislado del mundo , de la sociedad  ; y retratar al mismo tiempo cada esquina , cada edificio , cada calle con tanta precisión , con tanta realidad , justamente de la cual él no formaba parte . Supervivencia , ganas de vivir .

Desperté al día siguiente aún con sus ilustraciones en mi mente y decidida a recorrer con mi cámara algunos de los lugares que él dibujó , eran fácilmente reconocibles .

En sus poemas , por ejemplo , hablaba de los jardines en flor que están a un costado de la catedral .

Son una maravilla .

Recordé que dentro de su extensa colección de dibujos , ilustraciones , acuarelas y tinta china , uno de los monumentos más representados por su arte fue la catedral de Bourges . La miré con otros ojos , claro está , imaginé cuanto tiempo pasó en cada ángulo de ese gran edificio para captar sus detalles , todo el tiempo que dedicó . Imaginé mucho , mucho más  ; y fuí dándo un espacio en mi corazón a este personaje que ya no existía en mi tiempo .

Sus dibujos actualmente forman parte de un patrimonio histórico-arquitectónico valiosísimo para la ciudad . Y muchos de los herederos de esos dibujos los han guardado como patrimonio familiar , no sólo por su valor histórico , si no también por un cariño silencioso al recuerdo de Marcel .

A estas alturas , recorrer las viejas calles de Bourges tenían un nuevo sentido.

Volví a casa pensando en cómo terminó su vida , tenía una sensación de felicidad y pena al mismo tiempo ; había re-descubierto una ciudad a través de dibujos de una persona que ya no existía pero que en cierta forma lo sentía muy cercano . Si ya sé que estás pensando ( esta mujer está cu-cú y puede que tengas razón ) .

El 12 de enero de 1978 , un delincuente que había conocido en la cárcel y al cual le tenía mucho miedo lo asesinó en el lugar donde dormía habituamente junto a sus gatos ( una carcaza vieja de camión en medio de un sitio baldío).

Marcel , había anunciado su muerte , él sabía que lo matarían , sabía incluso que día moriría ; lo comentó a muchas de las personas con las cuales se veía a menudo en la ciudad . Nadie le creyó . Y esa madrugada , tal como lo prometió el asesino , le quitó la vida a Bascoulard . A la mañana siguiente , el propietario del lugar , no vió señales de Marcel y decidió ir por él . Lo demás es mejor no imaginarlo , lo que vió fue una escena triste y macabra .

Cuando terminé de leer su historia , me pregunté  ¿ Y si ya no tenía a nadie ? ¿Dónde descansa Marcel ? .

Bueno,  la ciudad de Bourges se hizo cargo de sus funerales , mucha gente lo acompaño en su último viaje .

Investigué un poquito más , realmente quería saber dónde estaba .

 

 

 

 

 

Mi enorme admiración y respeto por la vida de …

Marcel Bascoulard – Dibujante virtuoso , vagabundo magnífico , mujer inventada .

 

 

Hay un antiguo cementerio detrás de la estación de trenes de la ciudad y según las explicaciones su tumba tiene la estatua de un pequeño  gatito blanco .

Junto a mi marido nos pusimos a recorrer el lugar , en eso estábamos cuando escuché el maullido de un gato , venía directamente hacia mis piernas y bueno , hizo lo que todo gatito cariñoso hace ( ronronear , pegarse a mis piernas , poner carita de ” apapáchame ” 😉 ) , lo tomé en mis brazos y me dirigí a la tumba de nuestro artista que a esas alturas mi marido  ya había encontrado.

No más llegar ahí , dejé a nuestro amigo gatuno sobre la tumba y él se recostó como si fuera su cama . Nos acompañó todo el tiempo , juntos rendimos homenaje a la vida de Marcel . Una flor de hibiscus  junto a la estatua del gatito blanco , es lo que pude dejar para agradecer , que a través de sus dibujos , pude ” ver ” a través del tiempo.

 

mb

mb

Hace algunas semanas , hicimos nuestro viaje de verano al centro de Francia , a Bourges , donde vive mi suegra , a más o menos 6 horas en auto desde los Alpes . He visitado la ciudad de Bourges innumerables veces y pensé que ya había fotografiado todo lo que tenía que fotografiar y visto todo lo que tenía que ver ( ya vez mi motivación ) , y esta vez sinceramente no tenía muchos deseos de hacer este viaje.

En fin , la historia es que entre todas la cosas nuevas y viejas que atiborran las estanterías de la casa de la abuelita , encontré por azar ( suerte ) un libro ( ese que está abajito en la foto ) . Ya la portada me cautivó , un señor vestido de mujer y un gatito a su lado ( me dije , aquí hay algo que no me cuadra pero que se ve interesante ).

Después de cenar , con mis lentes en mano , pijama puesto y libro , me fui a la cama dispuesta a leer algunas páginas antes de dormir . No paré de leer y mirar sus ilustraciones  hasta que llegué a su última página . Perdí la noción del tiempo mientras mi marido roncaba a mi lado 😉 .

Los dibujos de Marcel me hicieron descubrir un nuevo Bourges , una nueva ciudad , fue como visitar e imaginar otro tiempo ( ojo que mi imaginación da para mucho – risas ) .

Marcel nació el 10 de febrero de 1913 en Vallenay (Cher) y desde muy pequeño se dedicó a dibujar y escribir poemas . Lamentablemente su entorno familiar no era el más feliz y su vida dió un giro drástico e inesperado cuando su madre ya cansada de tanta violencia conyugal asesinó a su esposo ( padre de Marcel y sus dos hermanos ) . Ella fue juzgada y enviada a un sanatorio mental a las afueras de la ciudad donde terminó sus días .

Desde esa época Marcel eligió vivir en la marginalidad , en las calles , sin domicilio fijo , como escapando de los malos recuerdos y solamente acompañado de un triciclo muy especial , hojas , lápices y sus queridos gatos. Vivió al amparo de algunos amigos de la ciudad de Bourges , en alguna pieza , en algún ricón , en algún pedacito de la ciudad .

Y así , transcurrieron sus años , siguió dibujando , las calles , las esquinas , los barrios por los que deambulaba , las fachadas de una cuidad antigua , la catedral y sus diferentes ángulos , la estación de tren .

Se fue fundiendo en la ciudad , ya era parte de alguna esquina ; algunos se habían acostumbrado a su presencia , a otros le molestaba su forma de ser .

Infelizmente , muchas veces fue llevado a la comisaría , ya que al parecer de algunos ofendía la moral de la ciudad y sus buenas costumbres .

En una de esas tantas visitas policiales  , terminó en la cárcel , donde lamentablemente conoció a quién lo asesinaría años más tarde  ” tan sólo por tres monedas” .

 

Si porque en algún momento le pareció mucho más estético vestirse con trajes de mujer , encargaba telas , diseñaba sus vestidos y alguna modista los fabricaba para él . Luego , tomaba su cámara de fotos y se retrataba con sus creaciones.

Casi todo lo poco que tenía como pertenencias lo costeaba con sus hermosos dibujos . Algunos los vendía otros los canjeaba por víveres o material para seguir dibujando. Pero siempre dejaba algunas monedas para alimentar a sus amigos gatos.

Algunos relatos cuentan , que su amor por los gatos era tan grande que antes de volver a su alojamiento , compraba una botella de leche y en su camino alimentaba a todos los que encontraba por ahí.

Me dormí pensando en su vida , imaginando cómo sería en la época ” su vida ” ; me dormí inmersa en sus dibujos , en cómo cada detalle estaba exquisitamente plasmado en una simple hoja de papel , sus dibujos son de un detalle increíble , no falta ni un sólo adoquín de la calle , ni una sola ventana .

Me dormí pensando en cómo alguien con una historia tan dura , logra mantener esa dulzura , logra vivir aislado del mundo , de la sociedad  ; y retratar al mismo tiempo cada esquina , cada edificio , cada calle con tanta precisión , con tanta realidad , justamente de la cual él no formaba parte . Supervivencia , ganas de vivir .

Desperté al día siguiente aún con sus ilustraciones en mi mente y decidida a recorrer con mi cámara algunos de los lugares que él dibujó , eran fácilmente reconocibles .

En sus poemas , por ejemplo , hablaba de los jardines en flor que están a un costado de la catedral .

Son una maravilla .

Recordé que dentro de su extensa colección de dibujos , ilustraciones , acuarelas y tinta china , uno de los monumentos más representados por su arte fue la catedral de Bourges . La miré con otros ojos , claro está , imaginé cuanto tiempo pasó en cada ángulo de ese gran edificio para captar sus detalles , todo el tiempo que dedicó . Imaginé mucho , mucho más  ; y fuí dándo un espacio en mi corazón a este personaje que ya no existía en mi tiempo .

Sus dibujos actualmente forman parte de un patrimonio histórico-arquitectónico valiosísimo para la ciudad . Y muchos de los herederos de esos dibujos los han guardado como patrimonio familiar , no sólo por su valor histórico , si no también por un cariño silencioso al recuerdo de Marcel .

A estas alturas , recorrer las viejas calles de Bourges tenían un nuevo sentido.

Volví a casa pensando en cómo terminó su vida , tenía una sensación de felicidad y pena al mismo tiempo ; había re-descubierto una ciudad a través de dibujos de una persona que ya no existía pero que en cierta forma lo sentía muy cercano . Si ya sé que estás pensando ( esta mujer está cu-cú y puede que tengas razón ) .

El 12 de enero de 1978 , un delincuente que había conocido en la cárcel y al cual le tenía mucho miedo lo asesinó en el lugar donde dormía habituamente junto a sus gatos ( una carcaza vieja de camión en medio de un sitio baldío).

Marcel , había anunciado su muerte , él sabía que lo matarían , sabía incluso que día moriría ; lo comentó a muchas de las personas con las cuales se veía a menudo en la ciudad . Nadie le creyó . Y esa madrugada , tal como lo prometió el asesino , le quitó la vida a Bascoulard . A la mañana siguiente , el propietario del lugar , no vió señales de Marcel y decidió ir por él . Lo demás es mejor no imaginarlo , lo que vió fue una escena triste y macabra .

Cuando terminé de leer su historia , me pregunté  ¿ Y si ya no tenía a nadie ? ¿Dónde descansa Marcel ? .

Bueno,  la ciudad de Bourges se hizo cargo de sus funerales , mucha gente lo acompaño en su último viaje .

Investigué un poquito más , realmente quería saber dónde estaba .

 

 

 

 

 

Mi enorme admiración y respeto por la vida de …

Marcel Bascoulard – Dibujante virtuoso , vagabundo magnífico , mujer inventada .

 

 

Hay un antiguo cementerio detrás de la estación de trenes de la ciudad y según las explicaciones su tumba tiene la estatua de un pequeño  gatito blanco .

Junto a mi marido nos pusimos a recorrer el lugar , en eso estábamos cuando escuché el maullido de un gato , venía directamente hacia mis piernas y bueno , hizo lo que todo gatito cariñoso hace ( ronronear , pegarse a mis piernas , poner carita de ” apapáchame ” 😉 ) , lo tomé en mis brazos y me dirigí a la tumba de nuestro artista que a esas alturas mi marido  ya había encontrado.

No más llegar ahí , dejé a nuestro amigo gatuno sobre la tumba y él se recostó como si fuera su cama . Nos acompañó todo el tiempo , juntos rendimos homenaje a la vida de Marcel . Una flor de hibiscus  junto a la estatua del gatito blanco , es lo que pude dejar para agradecer , que a través de sus dibujos , pude ” ver ” a través del tiempo.

 

Bascoulard Marcel

Bascoulard Marcel

Hace algunas semanas , hicimos nuestro viaje de verano al centro de Francia , a Bourges , donde vive mi suegra , a más o menos 6 horas en auto desde los Alpes . He visitado la ciudad de Bourges innumerables veces y pensé que ya había fotografiado todo lo que tenía que fotografiar y visto todo lo que tenía que ver ( ya vez mi motivación ) , y esta vez sinceramente no tenía muchos deseos de hacer este viaje.

En fin , la historia es que entre todas la cosas nuevas y viejas que atiborran las estanterías de la casa de la abuelita , encontré por azar ( suerte ) un libro ( ese que está abajito en la foto ) . Ya la portada me cautivó , un señor vestido de mujer y un gatito a su lado ( me dije , aquí hay algo que no me cuadra pero que se ve interesante ).

Después de cenar , con mis lentes en mano , pijama puesto y libro , me fui a la cama dispuesta a leer algunas páginas antes de dormir . No paré de leer y mirar sus ilustraciones  hasta que llegué a su última página . Perdí la noción del tiempo mientras mi marido roncaba a mi lado 😉 .

Los dibujos de Marcel me hicieron descubrir un nuevo Bourges , una nueva ciudad , fue como visitar e imaginar otro tiempo ( ojo que mi imaginación da para mucho – risas ) .

Marcel nació el 10 de febrero de 1913 en Vallenay (Cher) y desde muy pequeño se dedicó a dibujar y escribir poemas . Lamentablemente su entorno familiar no era el más feliz y su vida dió un giro drástico e inesperado cuando su madre ya cansada de tanta violencia conyugal asesinó a su esposo ( padre de Marcel y sus dos hermanos ) . Ella fue juzgada y enviada a un sanatorio mental a las afueras de la ciudad donde terminó sus días .

Desde esa época Marcel eligió vivir en la marginalidad , en las calles , sin domicilio fijo , como escapando de los malos recuerdos y solamente acompañado de un triciclo muy especial , hojas , lápices y sus queridos gatos. Vivió al amparo de algunos amigos de la ciudad de Bourges , en alguna pieza , en algún ricón , en algún pedacito de la ciudad .

Y así , transcurrieron sus años , siguió dibujando , las calles , las esquinas , los barrios por los que deambulaba , las fachadas de una cuidad antigua , la catedral y sus diferentes ángulos , la estación de tren .

Se fue fundiendo en la ciudad , ya era parte de alguna esquina ; algunos se habían acostumbrado a su presencia , a otros le molestaba su forma de ser .

Infelizmente , muchas veces fue llevado a la comisaría , ya que al parecer de algunos ofendía la moral de la ciudad y sus buenas costumbres .

En una de esas tantas visitas policiales  , terminó en la cárcel , donde lamentablemente conoció a quién lo asesinaría años más tarde  ” tan sólo por tres monedas” .

 

Si porque en algún momento le pareció mucho más estético vestirse con trajes de mujer , encargaba telas , diseñaba sus vestidos y alguna modista los fabricaba para él . Luego , tomaba su cámara de fotos y se retrataba con sus creaciones.

Casi todo lo poco que tenía como pertenencias lo costeaba con sus hermosos dibujos . Algunos los vendía otros los canjeaba por víveres o material para seguir dibujando. Pero siempre dejaba algunas monedas para alimentar a sus amigos gatos.

Algunos relatos cuentan , que su amor por los gatos era tan grande que antes de volver a su alojamiento , compraba una botella de leche y en su camino alimentaba a todos los que encontraba por ahí.

Me dormí pensando en su vida , imaginando cómo sería en la época ” su vida ” ; me dormí inmersa en sus dibujos , en cómo cada detalle estaba exquisitamente plasmado en una simple hoja de papel , sus dibujos son de un detalle increíble , no falta ni un sólo adoquín de la calle , ni una sola ventana .

Me dormí pensando en cómo alguien con una historia tan dura , logra mantener esa dulzura , logra vivir aislado del mundo , de la sociedad  ; y retratar al mismo tiempo cada esquina , cada edificio , cada calle con tanta precisión , con tanta realidad , justamente de la cual él no formaba parte . Supervivencia , ganas de vivir .

Desperté al día siguiente aún con sus ilustraciones en mi mente y decidida a recorrer con mi cámara algunos de los lugares que él dibujó , eran fácilmente reconocibles .

En sus poemas , por ejemplo , hablaba de los jardines en flor que están a un costado de la catedral .

Son una maravilla .

Recordé que dentro de su extensa colección de dibujos , ilustraciones , acuarelas y tinta china , uno de los monumentos más representados por su arte fue la catedral de Bourges . La miré con otros ojos , claro está , imaginé cuanto tiempo pasó en cada ángulo de ese gran edificio para captar sus detalles , todo el tiempo que dedicó . Imaginé mucho , mucho más  ; y fuí dándo un espacio en mi corazón a este personaje que ya no existía en mi tiempo .

Sus dibujos actualmente forman parte de un patrimonio histórico-arquitectónico valiosísimo para la ciudad . Y muchos de los herederos de esos dibujos los han guardado como patrimonio familiar , no sólo por su valor histórico , si no también por un cariño silencioso al recuerdo de Marcel .

A estas alturas , recorrer las viejas calles de Bourges tenían un nuevo sentido.

Volví a casa pensando en cómo terminó su vida , tenía una sensación de felicidad y pena al mismo tiempo ; había re-descubierto una ciudad a través de dibujos de una persona que ya no existía pero que en cierta forma lo sentía muy cercano . Si ya sé que estás pensando ( esta mujer está cu-cú y puede que tengas razón ) .

El 12 de enero de 1978 , un delincuente que había conocido en la cárcel y al cual le tenía mucho miedo lo asesinó en el lugar donde dormía habituamente junto a sus gatos ( una carcaza vieja de camión en medio de un sitio baldío).

Marcel , había anunciado su muerte , él sabía que lo matarían , sabía incluso que día moriría ; lo comentó a muchas de las personas con las cuales se veía a menudo en la ciudad . Nadie le creyó . Y esa madrugada , tal como lo prometió el asesino , le quitó la vida a Bascoulard . A la mañana siguiente , el propietario del lugar , no vió señales de Marcel y decidió ir por él . Lo demás es mejor no imaginarlo , lo que vió fue una escena triste y macabra .

Cuando terminé de leer su historia , me pregunté  ¿ Y si ya no tenía a nadie ? ¿Dónde descansa Marcel ? .

Bueno,  la ciudad de Bourges se hizo cargo de sus funerales , mucha gente lo acompaño en su último viaje .

Investigué un poquito más , realmente quería saber dónde estaba .

 

 

 

 

 

Mi enorme admiración y respeto por la vida de …

Marcel Bascoulard – Dibujante virtuoso , vagabundo magnífico , mujer inventada .

 

 

Hay un antiguo cementerio detrás de la estación de trenes de la ciudad y según las explicaciones su tumba tiene la estatua de un pequeño  gatito blanco .

Junto a mi marido nos pusimos a recorrer el lugar , en eso estábamos cuando escuché el maullido de un gato , venía directamente hacia mis piernas y bueno , hizo lo que todo gatito cariñoso hace ( ronronear , pegarse a mis piernas , poner carita de ” apapáchame ” 😉 ) , lo tomé en mis brazos y me dirigí a la tumba de nuestro artista que a esas alturas mi marido  ya había encontrado.

No más llegar ahí , dejé a nuestro amigo gatuno sobre la tumba y él se recostó como si fuera su cama . Nos acompañó todo el tiempo , juntos rendimos homenaje a la vida de Marcel . Una flor de hibiscus  junto a la estatua del gatito blanco , es lo que pude dejar para agradecer , que a través de sus dibujos , pude ” ver ” a través del tiempo.

 

Marcel

Marcel

Hace algunas semanas , hicimos nuestro viaje de verano al centro de Francia , a Bourges , donde vive mi suegra , a más o menos 6 horas en auto desde los Alpes . He visitado la ciudad de Bourges innumerables veces y pensé que ya había fotografiado todo lo que tenía que fotografiar y visto todo lo que tenía que ver ( ya vez mi motivación ) , y esta vez sinceramente no tenía muchos deseos de hacer este viaje.

En fin , la historia es que entre todas la cosas nuevas y viejas que atiborran las estanterías de la casa de la abuelita , encontré por azar ( suerte ) un libro ( ese que está abajito en la foto ) . Ya la portada me cautivó , un señor vestido de mujer y un gatito a su lado ( me dije , aquí hay algo que no me cuadra pero que se ve interesante ).

Después de cenar , con mis lentes en mano , pijama puesto y libro , me fui a la cama dispuesta a leer algunas páginas antes de dormir . No paré de leer y mirar sus ilustraciones  hasta que llegué a su última página . Perdí la noción del tiempo mientras mi marido roncaba a mi lado 😉 .

Los dibujos de Marcel me hicieron descubrir un nuevo Bourges , una nueva ciudad , fue como visitar e imaginar otro tiempo ( ojo que mi imaginación da para mucho – risas ) .

Marcel nació el 10 de febrero de 1913 en Vallenay (Cher) y desde muy pequeño se dedicó a dibujar y escribir poemas . Lamentablemente su entorno familiar no era el más feliz y su vida dió un giro drástico e inesperado cuando su madre ya cansada de tanta violencia conyugal asesinó a su esposo ( padre de Marcel y sus dos hermanos ) . Ella fue juzgada y enviada a un sanatorio mental a las afueras de la ciudad donde terminó sus días .

Desde esa época Marcel eligió vivir en la marginalidad , en las calles , sin domicilio fijo , como escapando de los malos recuerdos y solamente acompañado de un triciclo muy especial , hojas , lápices y sus queridos gatos. Vivió al amparo de algunos amigos de la ciudad de Bourges , en alguna pieza , en algún ricón , en algún pedacito de la ciudad .

Y así , transcurrieron sus años , siguió dibujando , las calles , las esquinas , los barrios por los que deambulaba , las fachadas de una cuidad antigua , la catedral y sus diferentes ángulos , la estación de tren .

Se fue fundiendo en la ciudad , ya era parte de alguna esquina ; algunos se habían acostumbrado a su presencia , a otros le molestaba su forma de ser .

Infelizmente , muchas veces fue llevado a la comisaría , ya que al parecer de algunos ofendía la moral de la ciudad y sus buenas costumbres .

En una de esas tantas visitas policiales  , terminó en la cárcel , donde lamentablemente conoció a quién lo asesinaría años más tarde  ” tan sólo por tres monedas” .

 

Si porque en algún momento le pareció mucho más estético vestirse con trajes de mujer , encargaba telas , diseñaba sus vestidos y alguna modista los fabricaba para él . Luego , tomaba su cámara de fotos y se retrataba con sus creaciones.

Casi todo lo poco que tenía como pertenencias lo costeaba con sus hermosos dibujos . Algunos los vendía otros los canjeaba por víveres o material para seguir dibujando. Pero siempre dejaba algunas monedas para alimentar a sus amigos gatos.

Algunos relatos cuentan , que su amor por los gatos era tan grande que antes de volver a su alojamiento , compraba una botella de leche y en su camino alimentaba a todos los que encontraba por ahí.

Me dormí pensando en su vida , imaginando cómo sería en la época ” su vida ” ; me dormí inmersa en sus dibujos , en cómo cada detalle estaba exquisitamente plasmado en una simple hoja de papel , sus dibujos son de un detalle increíble , no falta ni un sólo adoquín de la calle , ni una sola ventana .

Me dormí pensando en cómo alguien con una historia tan dura , logra mantener esa dulzura , logra vivir aislado del mundo , de la sociedad  ; y retratar al mismo tiempo cada esquina , cada edificio , cada calle con tanta precisión , con tanta realidad , justamente de la cual él no formaba parte . Supervivencia , ganas de vivir .

Desperté al día siguiente aún con sus ilustraciones en mi mente y decidida a recorrer con mi cámara algunos de los lugares que él dibujó , eran fácilmente reconocibles .

En sus poemas , por ejemplo , hablaba de los jardines en flor que están a un costado de la catedral .

Son una maravilla .

Recordé que dentro de su extensa colección de dibujos , ilustraciones , acuarelas y tinta china , uno de los monumentos más representados por su arte fue la catedral de Bourges . La miré con otros ojos , claro está , imaginé cuanto tiempo pasó en cada ángulo de ese gran edificio para captar sus detalles , todo el tiempo que dedicó . Imaginé mucho , mucho más  ; y fuí dándo un espacio en mi corazón a este personaje que ya no existía en mi tiempo .

Sus dibujos actualmente forman parte de un patrimonio histórico-arquitectónico valiosísimo para la ciudad . Y muchos de los herederos de esos dibujos los han guardado como patrimonio familiar , no sólo por su valor histórico , si no también por un cariño silencioso al recuerdo de Marcel .

A estas alturas , recorrer las viejas calles de Bourges tenían un nuevo sentido.

Volví a casa pensando en cómo terminó su vida , tenía una sensación de felicidad y pena al mismo tiempo ; había re-descubierto una ciudad a través de dibujos de una persona que ya no existía pero que en cierta forma lo sentía muy cercano . Si ya sé que estás pensando ( esta mujer está cu-cú y puede que tengas razón ) .

El 12 de enero de 1978 , un delincuente que había conocido en la cárcel y al cual le tenía mucho miedo lo asesinó en el lugar donde dormía habituamente junto a sus gatos ( una carcaza vieja de camión en medio de un sitio baldío).

Marcel , había anunciado su muerte , él sabía que lo matarían , sabía incluso que día moriría ; lo comentó a muchas de las personas con las cuales se veía a menudo en la ciudad . Nadie le creyó . Y esa madrugada , tal como lo prometió el asesino , le quitó la vida a Bascoulard . A la mañana siguiente , el propietario del lugar , no vió señales de Marcel y decidió ir por él . Lo demás es mejor no imaginarlo , lo que vió fue una escena triste y macabra .

Cuando terminé de leer su historia , me pregunté  ¿ Y si ya no tenía a nadie ? ¿Dónde descansa Marcel ? .

Bueno,  la ciudad de Bourges se hizo cargo de sus funerales , mucha gente lo acompaño en su último viaje .

Investigué un poquito más , realmente quería saber dónde estaba .

 

 

 

 

 

Mi enorme admiración y respeto por la vida de …

Marcel Bascoulard – Dibujante virtuoso , vagabundo magnífico , mujer inventada .

 

 

Hay un antiguo cementerio detrás de la estación de trenes de la ciudad y según las explicaciones su tumba tiene la estatua de un pequeño  gatito blanco .

Junto a mi marido nos pusimos a recorrer el lugar , en eso estábamos cuando escuché el maullido de un gato , venía directamente hacia mis piernas y bueno , hizo lo que todo gatito cariñoso hace ( ronronear , pegarse a mis piernas , poner carita de ” apapáchame ” 😉 ) , lo tomé en mis brazos y me dirigí a la tumba de nuestro artista que a esas alturas mi marido  ya había encontrado.

No más llegar ahí , dejé a nuestro amigo gatuno sobre la tumba y él se recostó como si fuera su cama . Nos acompañó todo el tiempo , juntos rendimos homenaje a la vida de Marcel . Una flor de hibiscus  junto a la estatua del gatito blanco , es lo que pude dejar para agradecer , que a través de sus dibujos , pude ” ver ” a través del tiempo.

 

Granada / España

Granada / España

Hace un par de semanas visitamos la ciudad de Granada en España , tenía muchas ganas de cambiar un poquito de aire , ver gente nueva , escuchar el idioma español por las calles y descubrir nuevos códigos de vida cotidiana . Aún se respiraba el verano , las noches eran  cálidas y las mañanas a pleno solcito .

Granada es una ciudad hermosa , todo el casco histórico es peatonal , de tal manera que si alguna vez te toca visitarla , lleva un buen par de zapatillas . Es bueno hacerse de algún plano o el GPS de tu teléfono , muchas callecitas curvas  llenas de esos rinconcitos encantadores que al cabo de algunos minutos te pueden hacer sentir perdido ( lo digo por experiencia 😉 ) .

Te voy a mostrar lo lindo que es el barrio Albayzín , que representa en la actualidad a uno de los núcleos antiguos de la Granada musulmana , está al este de la ciudad y  en su parte más alta tienes una vista incomparable del palacio de La Alhambra .

 

Barrio Albayzín desde Los palacios Nazaríes .

Rinconcito para descansar ♥

La Alhambra y palacios Nazaríes .

Albayzín y sus lindos detalles …

Las calles empedradas y estrechas tienen un encanto muy particular . Por eso te hablé antes del plano o GPS , si eres de los que se deja llevar como yo sólo por sus pies y la intuición seguro te perderás con tanta bonitura 😉 .
Mira estas fachada llenas de platos , flores y macetas . Lindo cierto ?
Después de visitar este lugar me hice fan de estas cerámicas ( supongo que pintadas a mano ) que indican el nombre de calles , casas , recuerdos , historias .
Guitarra  ,  plaza  , flores …
Otro lugar lindo de este barrio , sobre todo ya casi llegando al centro , es la calle de las teterías , ahí puedes oler , sentir y degustar las mezclas de té y especias más perfumadas que he sentido alguna vez .
Y los bellos detalles en mosaicos de pisos , calles y muros .

Una linda ciudad , llena de rincones para descubrir y disfrutar  . Gracias Granada , nos llevamos los mejores recuerdos ♥ .

Rolling Stones 2017

Rolling Stones 2017

Zúrich – Suiza , 20:30 horas , 50.000 personas en el Stade du Letzigrund y nosotros 4 ahí ,  listos para ver los Stones , una de las bandas más increíbles del mundo .

Nos levantamos a las 5 de la mañana para atravesar los Alpes y llegar a Zúrich lo suficientemente temprano para estar más o menos frescos para la fiesta . Bendito GPS , si no hubieses ido con nosotros , no llegábamos al concierto 😉 .

Ya cerca del estadio el ambiente tranquilo y motivado se hacía sentir , muchas caras felices , mucha gente agradable y educada ( debo decirlo porque me sorprendió positivamente ese aspecto ) .

Esta era una de las vistas de lo que sería horas más tarde un mar de gente cantando y bailando .

 

La música , las pantallas gigantes , los colores , el sonido fue impecable , lo mejor de la tecnología para un super espectáculo.

 

 

Se comprensivo/a con mis fotos , están hechas con mi teléfono portable ( ya sabes a los recitales no puedes llevar cámaras de fotos – terrible para alguien que ama hacer fotografías ) ; y a esto hay que adjuntar unos pequeños detalles :  mido 1metro y 56 cms y no sé usar tacos ( algo que podría ayudar en algunos casos para estar un poquito más arriba 😉 ) ; todos bailan y cantan a tu alrededor ( y  cuando digo alrededor , quiere decir a dos milímetros de mis brazos y mi humanidad  ) , en fin … hice lo que pude .

 

 

Su energía , espontaneidad y buena onda se ve , se siente y se disfruta … sus años de experiencia transforman un concierto en algo genial .

 

 

 

 

Él ( Mick Jagger ) tiene  un ” poder super poderoso ” para moverse en el escenario , bailar cada canción , correr por las pasarelas y hacer de la puesta en escena una  fiesta verdaderamente impresionante .

 

No sólo él , los otros tres no se quedaban atrás .

 

Hay que tener un estado físico a toda prueba para hacer un show como el que vimos y repetirlo en varias ciudades ( sin dejar de mencionar que los señores ya pasaron los 70 ) .

 

 

Yo no vi pasar el tiempo , cada canción fue un show aparte , la comunicación con el público era intensa y divertida .

 

Disfrutamos cada minuto , nos llenamos de música  , colores y emoción.

 

En una banda , siempre hay uno que te dice algo más , para mí es Keith Richards , él es mi favorito , divertido y simpático ;  si pasa algo extra , lo resuelve con una broma o un chiste , él es el desordenado de la clase pero ” cool ” , sólo mira  su cara en esta imagen …

 

Que lindo este verano 2017 !

Que lindo este verano 2017 !

Ya  termina el verano , sólo quedan algunos días para que el calendario marque el paso a la otra estación del año. Aquí todo va tomando su rítmo de rutina  , los adolescentes de vuelta al colegio ( Aline ) y liceo  ( Charly )  se les extraña mucho  en casa 🙁  .

El calorcito tan maravilloso va cambiando rápidamente por un viento de montaña … brrrrrr !

Así que es tiempo de recordar los buenos momentos de vacaciones quedaron en fotografías .

Uno de los eventos más lindos e importantes de este verano 2017 fue la visita de mi hermana y sobrinos . De esas visitas que te calientan el alma y que nos dejaron llenitos el corazón de pura dulzura .

Miles de risas y momentos divertidos , reencontrarnos , volver a vernos y disfrutar de tiempo juntos .

Ver a los chicos juntos , compartiendo … ♥

Y tener la suerte de poder coleccionar  recuerditos en detalles , de esos que son tan cotidianos que a veces nadie ve , de esos que llenan algunos espacios y rincones .

¿ Qué hicimos en verano ?

Dormimos todo lo que pudimos , desconectamos el despertador , no hubo horarios , algunos desayunábamos a las 9 y otros ( adolescentes 😉 a las 12 … no sé si a esa hora le podemos llamar desayuno , pero bueno tu entiendes no ? .

Días de vida en la terraza , comer y comer frutas , no usar zapatos ( lo mejor ) , ver fuegos artificiales tirados sobre una manta en el pastito , andar en bici , ir a un concierto , hacer una fogata y un montón de ” etc ”  geniales .

 

Muchas gracias verano 2017

Los últimos recuerdos ? Aquí van …

Venezia : la segunda parte ♥

Venezia : la segunda parte ♥

Ve a buscar un té , café , mate , martini , chocolate caliente , sopa o cualquier cosa rica y siéntate junto a mi a ver más de Venezia.

No importa por donde estés , cada esquina tiene algún espacio encantador , cada puente es tan , pero tan fotogénico que es imposible no detenerse a observar pasar la ” life ” .

Mira …

Viajar con una adolescente de 14 años , a un lugar como este , podría ser a veces algo complicado , ya sabes , no quieren levantarse temprano , no quieren caminar mucho , en fin yo creo que me entiendes no ?  , pero en este caso , tuvimos la suerte de que en unos de los puentes vió pasar al ” gondolero de su vida ” ( o sea , la niña se enamoró 😉 ) va foto.

 

 

 

 

Ya sé , no es la mejor foto ; pero por favor entiende , la niña quería que inmortalizará a su gondolero elegido , las madres fotógrafas a veces estamos para eso no ?

 

Desde ese momento , decidimos bautizarlo  ” LUIGI ” , ya que no atinamos lamentablemente a preguntarle su nombre .

 

Nos sentamos un buen momento a ver pasar góndolas  a la espera de que nuestro famoso ” Luigi ” volviera a pasar , en el intertanto nos dedicamos a coleccionar ” Luigis ” ( ya sé , esto no es bonito , coleccionar personas no es lo más adecuado , pero debes intentar comprender que  todo fue por el corazón de mi hija ♥ ) .

Y me fuí despidiendo de Venezia , me refiero al primer día  en que estuve solita y felizmente perdida en la ciudad (  el segundo día fue con marido e hija de compañía ) .

Me senté en un café del puerto a esperar mi barco , el que me llevaría de vuelta al camping , pedí un  ” martini bianco ” ( con aceituna verde – obvio ) después de todo era el día de mi cumpleaños y tenía que terminar celebrando con algo rico . Mientras esperaba , una señora de 75 años aproximadamente buscaba un lugar para tomar un café , le ofrecí un espacio en mi mesita . Lo demás fue un verdadero regalo  , ella me contaba un poco de su vida , yo un poco de la mía ; ella me decía ” si tuviera tu edad haría más viajes sola , así , libre como tú ” y yo pensaba … ” espero , que cuando yo llegue a su edad , logre irradiar toda esa dulzura que las  experiencias y sus años le han dejado como regalo ” . Fue un momento de martini y café maravillosamente compartido .

Ahhhhhh … sonó la campana de mi barco .

Las últimas vistas .

Ciao Venezia

Venezia : regalo de cumpleaños !

Venezia : regalo de cumpleaños !

Pasó mucho tiempo hasta que me decidiera a escribir un blog , mil dudas y excusas , también varios intentos  y nada salía !

Empecé a ver la idea del blog  de una manera diferente  , como un espacio ( ahora virtual ) donde poder guardar todo lo que voy fotografiando , como una  “cajita antigua de lata” , recuerdas ? de esas de la abuelita  , en donde guardaban fotos , cartas , flores secas y cuanta cosa hermosa , significativa o memorable ocurría en la vida . Así que aquí estoy ( nuevamente 🙂 )

Empezaré por lo que más me gusta , los viajes . Este año ha estado llenito  de ellos con sorpresas amables , felices y tranquilas ( nada que ver con el año pasado , ese 2016 mejor olvidarlo ) .

Este viaje a Venezia que además coincidió , por esas cosas del universo , justo con el día de mi cumpleaños si que fue un regalo . Es que Venezia es de lo más lindo . Si , está lleno de gente , pero todos están tan preocupados de mirar y disfrutar de sus rinconcitos que nadie se toma la cabeza por nada o por lo menos yo no me di cuenta ( estaba embobadísima de belleza ) .

Alojamos en un camping frente a Venezia ( íbamos mi marido y yo – acompañando al club de kayak en el que participaba mi hija Aline ) , más o menos a 30 minutos de barco de la ciudad . Una vez que los chicos partieron en su salida a remar y yo tomé las fotos de rigor , me quedé con toda la tarde libre y un cumpleaños a celebrar . No esperé más y me subí al primer barco en dirección a la ” beautiful Venice ” .

Las vistas desde el barco eran lindísimas y cada tanto nos cruzábamos con otras embarcaciones que iban con cara de ” happy ” igual que nosotros. Desde lejos ya veía los bellos colores de sus casas y edificios . No más bajar del barco me enamoré de Venezia .

No tenía ni plano de la ciudad  , ni organización para ese día , así que decidí ( como lo he hecho muchas veces ) perderme literalmente por donde me llevara la intuición ( libertad total , siiiiiiiii ) .

Y todos los lindos rinconcitos , puentes  , calles y etcéteras  que están a cada paso . Son pura belleza . Te invito a mirar .

Continúe perdiéndome por las calles con un buen ” gelato ” de frutos rojos y sentada en alguna escalinata por ahí a la sombra . Hacía calor y mucho . Creo que las mejores vistas de Venezia las logras tener en cada puente , no sólo por lo lindo de las casas que dan al agua , si no también por los señores gondoleros , que dicho sea  de paso , son un espectáculo aparte . Divertidos , cantan , saludan , hacen bromas entre ellos y a los visitantes  , un ambiente muy liviano y distendido .

Seguí celebrando mi cumpleaños , sin mirar el reloj  y con un  buen capuchino en mano . Es que los cafés en Italia son mis preferidos , especialmente cuando le ponen chocolate en polvo sobre la espuma de la leche . Mmmmm , muy bueno 🙂

Y todas esas fachadas , puertas , ventanas, balcones , esquinitas que son realmente de postal para mi ♥

Y las sorpresas , si , no hay que olvidarlas , siempre hay algo divertido que ocurre a tu alrededor … como esa pareja de novios fotografiándose en Venezia , es que ellos llegaron a la plaza San Marcos en jeas y zapatillas , sacaron del bolso los trajes de novios , se vistieron para la foto y listo …. CLICK ♥

Y más detalles , esquinas , góndolas …. todo lo que mi ojos alcanzaran a guardar de pura belleza.

Que lindo día , que bien lo pasé , tanto que caminé ; terminé con esos cansancios que son pura , pura felicidad .

Sigo con más de este viaje en la parte dos , es que son tantos los recuerditos que mejor lo hago en dos partes y así se disfruta más … 😉

Aline

Aline

Ella es la mejor compañera a la hora de salir con cámara en mano. Es creativa y motivada , busca en la web todas las ideas que podemos realizar juntas . Esta vez salimos muy cerquita de casa ( antes de que cayera un chaparrón de verano , con truenos y relámpagos incluídos ) , estaba lleno de pastos altos , bichitos y toda la collección completa de animalejos de la época ; más de una vez nos hicieron saltar de susto y risas ( gritos también 😉 ) pero nada importante que nos impidiera seguir disfrutando del día . aquí van algunos recuerditos .

12